miércoles, 25 de febrero de 2015

Tocados de Oscar

24.00 horas del domingo 22 de febrero. ¿O lunes, 23? Mira, no sé, estoy falta de sueño. Roque malo y noches demasiado largas, pero a lo que iba, estoy esperando que comience la "Red Carpet" de los Oscar 2015. Si es que llego, claro, porque he leído por ahí que hasta las 02.00 no empieza la gala y hay que tener mucha moral para llegar tan temprano sabiendo lo que dura luego... debe haber montones de baños, muy buen catering y un bar genial. La cuestión es que mientras espero se me ha ocurrido, como curiosidad y arrimando el ascua a mi sardina, hacer un repaso de algunas actrices que han lucido tocado a lo largo de la historia de estos premios. Seguramente no es el mejor sitio para ver tocados, no encontré muchos, pero haberlos haylos,  diría que para casi todos los gustos.  En fin, ocurrencias de las mías, y es que ya se sabe que cuando el diablo no tiene qué hacer mata moscas con el rabo...  Y sin más dilación que diría algún presentador de galas trasnochado que comience el espectáculo:



Quiero empezar con Hattie McDaniel, primera “afroamericana” que dicen, negra suelo decir yo, en ganar un Oscar en 1940 y pionera en defender los derechos raciales y sociales en esos años, con dos... tocados, cantaba fenomenal y a falta de una, va la tía y tiene dos estrellas en el Paseo de la Fama de Hollywood. Ahí queda eso. Ah, se ve que no le gustaban nada las flores, claro que con semejante personalidad y talento como si se pone más en el otro hombro. Yo no la veo ni recargada. Cómo lo véis…

A Ginger Rogers le iba la marcha: como hay vida más allá de ser la legendaria pareja de Fred Astaire, la dieron un Oscar por "Espejismo de amor" (sí, a mí no me digáis nada, que lo más grande es que en realidad se llamaba "Kitty Foyle") que recogió con tocado y no contenta, unos años después repitió adorno en la cabeza de un estilo completamente diferente.

Joan Fontaine una de las rubias de Hitchcock y la única de todos sus actores y actrices que ganó un Oscar por una peli suya, concretamente por “Sospecha”, con un tocado digamos... difícil de explicar que parece querer recalcar lo religiosa que era y con una cara de buena… que se lo digan a su hermana Olivia de Havilland. A su lado Vivien Leigh con su Oscar y otro tocado curioso, aunque en la foto no se aprecia demasiado bien, esto, bien mirado, puede ser hasta bueno.

Bette Davis, dos estatuillas, primera actriz en recibir 10 nominaciones a los Oscar de la historia y primera mujer en recibir el Premio a la Trayectoria del American Film Institute, Premio Donostia y no sé cuántas cosas más, se lió la manta a la cabeza, nunca mejor dicho, y se puso un turbante. A su lado Gloria Swanson, una de las primeras estrellas del cine mudo que supo volver por todo lo alto con “El crepúsculo de los dioses” y, cotilleo de la Wikipedia: inauguró los líos entre actrices de Hollywood y la terrible saga Kennedy, nada menos que con el papá de J.F.K, de casta le viene a los galgos…, llevando tocado estilo casquete (parece que lo he hecho a propósito, pero no), plumas y velo birdcage o tapafeas. Ambos estilos están ahora de plena actualidad. Por cierto, también estuvo en San Sebastián, en la Primera Edición del Festival. Ésta pareja que se ponga lo que quiera. He dicho.


Y dos bellezones históricos, Sofía Loren y Elizabeth Taylor, luciendo corona, el tocado joya tan en boga en la actualidad pero llevado a su máxima expresión, a lo grande, vamos.

Mirad que jovencita Brooke Shields cual ninfa floreada, que le va un montón, parece que recogió las flores antes de volver del Lago Azul. A su derecha Marlee Matlin con otro tocado que, para que nos vamos a engañar, no veo bien. Así como de lejos me resulta muy silvestre… pero igual resulta que en realidad era de lo más sofisticado, no olvidemos que eran los 80.

Cher y Cher.
También hubo algún sombrero en la Ceremonia, no tengo muy claro haber escogido los mejores ejemplos… pero es lo que hay amig@s: a su izquierda Celine Dion noséporquéasí y a su derecha Diane Keaton, esto ya más normal, muy en su estilo.

Vivan las flores. Drew Barrymore entre margaritascasi parece el título de una película sobre su adolescencia... pero no. Nunca tuvo medida... qué entrañable es. A su lado Mo'Nique recogiendo su Oscar por el tremendo papelón en todos los sentidos que interpretó en “Precious”.

Salma Hayek con diadema, ¿por qué? No lo sé. A ver, hablo del moño fundamentalmente. Sandra Bullock muy mona desde que se olvidó de reír, como casi siempre.


A partir de ahora veremos kilates y kilates, no como los de Liz Taylor, claro está, ella era Cleopatra renacida, pero las actrices más contemporáneas prefieren este tipo de tocados, generalmente muy discretos. En las fotos la preciosa Natalie Portman con diadema a la izquierda y tocado joya a la derecha. Ella es de las que sí se ponen tocados de vez en cuando y muy bien puestos.

Hilary Swank muy guapa con su moño bajo coronado con un tocado tipo broche que debe valer un pastón, no os digo que no, buscando la naturalidad, aunque se lo lleve todo encima, el truco está en que no se note… y en la foto de al lado, la estilista Louise Roe, con un tocado muy similar y muy mona ella, 15 años menos y qué necesidad de ponérselo todo en la cara y que se te note tanto, digo yo.


Nicole Kidman es asidua a los pequeños y discretos tocados tipo broche que valen un potosí.


Lupita Nyong'o marcó tendencia con esta diadema cuando recogió su Oscar por “100 años de esclavitud”, bueno en realidad toda ella, es uno de los looks más comentados de los últimos años. A la derecha seguimos con las diademas, en este caso una foto de ésta edición de los Oscar: Agata Trzebuchowska actriz polaca protagonista de “Ida”, cinta ganadora del Goya a la Mejor Película Europea en la edición celebrada hace unas semanas.

También de hace un par de días, fotos de Lady Gaga con tocado rojo, sorprendentemente lo más discreto que llevó esa noche y Keira Knightley con diadema floral, y mi favorita máxima (ya sé lo que dije en otra entrada, pero la expresión aquí me viene al pelo) de todas las actrices que se adornan la cabeza. Me estoy sintiendo un poco criticona de más hoy, tengo que mirármelo.

En resumen, lo más evidente es que se van moderando con el paso del tiempo, y no hablo sólo de los tocados, y actualmente es difícil ver algo más que un broche, peineta u horquilla tipo joya en los recogidos de las invitadas, Lady Gaga included. No puedo evitar preguntarme dónde colocarán a algunas de ellas, personalmente me sentaría fatal que me tocara sentarme detrás. Pero bueno, dejemos las ensoñaciones de lado, que mi imaginación se está yendo de madre y, otra ocurrencia: os propongo para otra ocasión una galería de actrices del Hollywood actual asiduas a llevar cosas chulas en la cabeza como Sarah Jessica Parker, Scarlett Johannson, Diane Kruger, Natalie Portman o Keira Knightley entre otras, no es mala idea, ¿no?